«Me encantó este hotel, la disponibilidad, amabilidad,atención y demás de su administradora y su familia al igual que todas las personas que trabajan dentro del hotel, me gustó su ubicación ya que quedamos cerca de todo lado, pudimos conocer toda la cultura del eje cafetero descansar y sentir que estamos en nuestro hogar, lo que más me gustó fue que recibieron a nuestras mascotas ya que ellos también es parte de nuestra familia. Gracias al hotel veraneras del Quindío la pasamos fabuloso, pronto nos volveremos a ver»